Posteado por: caberna | 11 septiembre 2012

EL BARRIO, LA PATRIA QUE ME LLAMA

De visita en una tierra extraña,
que no pronuncia las haches aspiradas
y que nada entre las eses líquidas
que inundan el aire que respiro,
cierro los ojos y vuelvo a mi patria.

Oigo sonidos que vienen de muy lejos,
voces de infancia, vientos sonoros,
trozos ajados de lo que uno ha sido.
Olor a Myrurgia y a tabaco negro,
a un barrio con cuestas y amor de brasero,
a discos dedicados y al “zorro zorrito”
silbando en la radio.

Oigo a mi madre llamarme suavemente,
“levántate hijo, hay que ir al colegio”.

Vuelvo a unas voces sin haches aspiradas,
y entre las aguas de sus eses líquidas,
me veo nadando una infancia caballa.

.

Anuncios

Responses

  1. …el viejo barrio, anclado en el corazón…

    • Así es compadre, un ancla que se quedó fondeada, imposible ya de arrancar.

  2. Las gruesas maromas que nos unen al macizo noray en forma de corazón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: