Posteado por: caberna | 7 agosto 2009

Puedo

Puedo deprimirme por las cosas que me van pasando…
Puedo, como Joaquín,
“enfadarme con las sombras que pueblan los pasillos”…
Puedo desesperarme los días que no todo me sale bien…
Puedo culpar al mundo de todo lo malo que me pase…
Incluso, igual que Pablo,
“puedo escribir los versos más tristes esta noche”.

Sin embargo, si me paro un poco a pensar…
puedo ver que este mundo es maravilloso.

WHAT A WONDERFUL WORLD

Veo árboles verdes, rosas rojas también
los veo florecer, para mí y para ti
y pienso que es un maravilloso mundo

Veo cielos de azul y nubes de blanco,
el día glorioso y brillante, la oscura noche sagrada
y pienso que es un maravilloso mundo

Los colores del arco iris son tan hermosos en el cielo
son también las caras de las personas que van por ahí
Veo amigos estrechándose las manos diciendo ¿como estás?
cuando en relidad quieren decir te quiero

Oigo bebés llorando, los veo crecer.
Ellos aprenderán mucho más de lo creen
y pienso que es un maravilloso mundo
Sí, pienso que éste es un maravilloso mundo

Anuncios

Responses

  1. Mi canción preferida!!!
    Y es que es verdad, si te paras un poquito en los pequeños detalles, si no quieres llevarle la contraria a la propia vida, si sonríes…, si te fijas en los demás, este puede ser un maravilloso mundo.
    Y si pones esta canción por la mañana temprano, o camino del trabajo…el mundo va tomando otro color! (Yo lo hago!) 🙂
    Un abrazo y…cómo va esa espalda?

    • Eso se llama alegría de vivir y ya sé yo que tú la practicas desde niña. Es la única manera de sobrevivir en este mundo.
      Lo de la espalda es una historia… Ahora os cuento, más abajo, y de paso le doy respuesta a África.
      Un beso.

  2. Sí, tenemos un mundo maravilloso, pero también tenemos derecho a deprimirnos de vez en cuando.

    ¿Qué le pasa a tu espalda?

    • Claro, cada uno tiene derecho a deprimirse todo lo que quiera… pero no es un buen lugar, es un pozo negro y profundo del que luego cuesta mucho salir.
      No te veo yo a ti muy depresiva, más bien todo lo contrario.

      Bueno, os quería contar lo de mi espalda. Resulta que me hice daño hace unos quince días trabajando en unos arreglos en el suelo de casa. Pero eso pasó y ya no me duele. Sin embargo, ayer viernes el médico me ha diagnosticado un Herpes Zolter (lo que comúnmente conocemos como “culebrina”) que tengo en la espalda hasta el pecho por la parte derecha, que confundí con contracturas musculares hasta que salieron los granitos característicos, que duele de narices y pica mucho más. Por lo visto es una reactivación del virus de la varicela infantil. Así que ahora estaré todavía siete u ocho días más con esto. Este verano estoy hecho un asquito… Y yo que quería ir a Ceuta… Pero bueno, mantengo el ánimo arriba.
      ¿Me habrá echado un mal de ojos alguien? A ver si vosotras, África y Gebirg, que sois un poco brujas podéis “desfacer este entuerto”.
      Bueno, un beso, África.

  3. Me gusta deprimirme de vez en cuando, tengo un arma infalible para la ocasión: me siento en un rincón a oscuras, cierro los ojos, procuro concentrarme, cuasi autohipnotizarme, el momento en que abro la ventana y me echo a volar. Procuro subir bién alto, para no asustar a mis congéneres y tener unas buenas perspectivas.
    Me gusta hacerlo de noche, ver titilar las lucecitas allá abajo, cuando el músculo duerme y la ambición descansa, sin dirigirme a ningún sitio en concreto, o acompañar a las aves que van de paso (toda la noche veo pasar pájaros).
    Una noche, que tenía verdaderas ganas de planear por esos cielos, me dirigí a la serranía de Ronda, y como tengo la facultad de quedarme flotando sin aletear ni nada, solamente silbando algún concierto para piano de Rachmaninof, o la obertura de las alegres comadres de Windsor. Dirigí la mirada hacia el horizonte y quedé cautivado por el maravilloso espectáculo que ofrecía aquella visión. Al fondo el resplandor de la iluminación nocturna de las ciudades de Tetuan, Tanger, El Rincón, Castillejos, Ceuta, a este lado del mar, el fulgor de Gibraltar, La Línea, Algeciras, Los Barrios, San Roque, Estepona y la ristra que se pierde en el horizonte, justo debajo Ronda y los pueblos de alrededor Grazalema, Montejaque, Benaoján, Arriate, El Burgo, Seteníl, Cortes de la Frontera, un poco más allá, San Roque y Tarifa, y otra ristra más que se pierde en el horizonte.
    A veces me apetece subir a lo más alto para que no me deslumbre la luz y poder ver el cielo estrellado y como hacía de pequeño, tumbado en la hierba fresca, contar todos los puntitos luminosos hasta quedarme dormido.

    • Bueno, Santi, puede que te deprimas, pero la forma que tienes de salir de la depresión es maravillosa. ¡Qué viaje más bonito!
      Oye, una pregunta… Tú… ¿que fumas? (jejejeje) Es broma, hombre, gracias por tan bonito comentario ayudándonos a levantar los pies del suelo que siempre es muy recomendable como terapia.

      Un fuerte abrazo.

      PD.- ¿Llegó el correo electrónico con las fotos de Haddú?

  4. Te mandé un correo para agradecerte la fotos, y te lo he vuelto a mandar hoy, por si acaso no lo recibiste…Aggg; parece esto la canción de Eufemia:
    -Cuando recibas esta carta sin razón… “Ufemiaaaa”

    • Recibido el correo, Santi. Muy bueno lo de Ufemiaaaa…

  5. A mejorarse pronto.Ya sabes aquello
    de “Paciencia y buenos alimentos”
    Mientras tanto sigue volando con las
    historias de Santi,muy buenas…

    • Gracias, hermano. Bueno ya sabes aquello de que no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo aguante. Esto pasará pronto y por suerte es algo benigno y sin consecuencias, pero muy doloroso, eso sí.
      Un fuerte abrazo.

  6. Este tema podría haber sido perfectamente la canción del siglo XX… aunque esto sea traicionar mi alma beatle.

    Yo pasé una culebrina en la mili… lo pasé mal, pero pasa. Un abrazo, compadre.

  7. Ya estoy buscando en mis libros de los secretos a ver como se desface ese entuerto 🙂
    Que te mejores pronto, corazón!
    Un besazo…que un abrazo achuchao no se yo cómo te sentaría 🙂

    • Gracias, Gebirg, a ver qué dicen tus libros. Si hay que buscar sapos o culebrinas para hacer una pócima, te puede servir la que ahora mismo estoy padeciendo… Aunque creo que a eso se le llama “bucle sin fin” o “rizar el rizo” en terminología Milanesca o Milana (que no sé muy bien cómo se dice).
      Y sí, ahora mismo no estoy para mucho abrazo achuchao… mejor un beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: