Posteado por: caberna | 7 enero 2008

UN TIPO NO TAN RARO

No había leído ningún libro de las aventuras de Harry Potter ni del Señor de los Anillos -ni había visto sus películas-, por la misma razón que no jugaba al paddel ni pertenecía a un club de senderismo.  

No hacía fotos con el teléfono móvil ni lo usaba para escuchar música.  

No quiso casarse por la iglesia ni que agujerearan la oreja de su hija cuando nació, y utilizó el mismo planteamiento –quince años después- para que no se hiciera un piercing en la ceja y no se tatuase una mariposa en el pubis, aunque tuvo que transigir en todos los casos y por el mismo motivo: la presión familiar.  

No decía cosas como “qué fuerte, tía” o “venga” (para despedirse) o “te pongo un emilio”.  

Huía de las modas como de la peste bubónica.  

Evitaba las aglomeraciones, así que no iba al fútbol ni a los toros ni a los macro-conciertos, ni había estado nunca en una manifestación a favor/en contra de nada. 

En algunos aspectos podría parecer un pacifista o un practicante seguidor de alguna filosofía zen. Aunque tal vez fuera simplemente un pasota recalcitrante, producto del movimiento hippy de su juventud y del montón de canas que poblaban su cabeza…  

Sin embargo, Inocencio sabía de sí mismo que era bastante reaccionario. A menudo solía encenderse frente a cualquier cosa que no figurara dentro de su “línea de pensamiento”, como la noticia de una manifestación convocada por los obispos a favor de la familia cristiana (o sea, en contra del gobierno que “las persigue”).  Estos sucesos le llevaban a iniciar una acalorada discusión con el televisor de plasma de su salón y a ponerse rojo de ira –primero- y de vergüenza –después- viendo la sonrisa que esbozaba su mujer al preguntarle si se estaba peleando con la presentadora del telediario. 

Era lo que mucha gente podía considerar “un tipo raro”. Sin embargo… algunos conocemos gente así… ¿verdad?

Anuncios

Responses

  1. ¡Yo conozco a tres!

  2. Sí, algunos conocemos con esos parámetros… (pocos, la verdad) Pero también los hay que habrían querido permanecer pelín al margen de las presiones, de las tonterías y de las cosas que hacemos sin saber por qué puñetas las hacemos…

    …lo que pasa es que cuando decidimos que ya está bien de vivir una vida plagada de “actuaciones” ya han pasado algunos años.

  3. Completamente de acuerdo, compadre, pero no me negarás que es muy importante decir a los que vienen detrás nuestra: “basta ya de actuaciones, tenéis que ser vosotros mismos y vivir conforme a vuestra creencias, sin presiones de nadie”.

  4. Creo que Inocencio es en parte como yo,y como tantos otros que no están de acuerdo con un “sistema” de vida que los lleva como el viento,de un lado a otro,por las modas de los Yankis y las corrientes comerciales sin verdadera opinión propia,con mariquitas que se besan en público con gentes que asesinan por trescientos euros.En fin,hemos creado un mundo de asco…

  5. Yo soy uno de esos. Aunque somos vistos como algo rarillos, en realidad hacemos lo que la lógica nos dicta como algo normal y consecuente. Son los otros los que se someten a los dictados de las modas y de los esnobismos.
    Me alegra que seamos más de lo que yo creía. Por cierto … lo de los blogs ¿no es también una moda?. Cuando salieron los primeros pensé que iban a desaparecer pronto y tal vez sea así. Pero creo que los que mantienen sus blogs no es por seguir una moda, sino porque lo que antes hacíamos en animadas tertulias ahora, que a la mayoría se las ha prohibido su pareja, el médico o su esquelética cuenta corriente, ahora digo, hay que hacerlo poniendo notas en los postes de la calle o en los retretes públicos: “busco alguien con quien hablar, busco confidente, alguien que me escuche, que no me haga sentir naúfrago entre la multitud. Tlfn: 000 000 000”,
    Reivindico las tertulias, el tabaco, unos buenos tintos – o güisquis-, la buena educación y la amistad.
    Rechazo la soledad, el culto al cuerpo, las guerras, la pacatería y los esnobismos.
    Amén
    P.D. No contesto, tengo tertulia y todavía fumo.

  6. Da gusto ver que el tiempo no pasa por ti, polémico y viejo amigo. Genio y figura…
    Me ha encantado verte asomar a esta ventana.
    Yo también reivindico las tertulias…
    No hago esto por esnobismo; es una forma de comunicarme con gente que está lejos y a la quiero. Bienvenido y polemiza con nosotros de vez en cuando.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: